shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

Madrid Club de Fútbol Femenino

Un Club diferente con una afición única

Crónica CD Tacón 1-4 Madrid CFF

‘Golpe encima de la mesa’ del Madrid Club de Fútbol Femenino. Las chicas de Núñez apabullaron al segundo clasificado con una exhibición de juego y goles (1-4)

El partido más importante del año, el partido que lo decide todo o el espectáculo más esperado son algunos de los calificativos que se manejaron durante la semana entre los aficionados de los dos equipos que, hasta esta jornada, dominaban con mano de hierro el grupo V de la Segunda División. Y, sí, decimos hasta ayer porque las nuestras salieron de Las Cárcavas con tres puntos más, cinco de ventaja sobre las locales, pero sobre todo con una sensación de superioridad apabullante sobre el único equipo que logró marcarle más de un gol en esta liga tan desigual. Sucedió en la ida, cuando las nuestras desaprovecharon la oportunidad de ponerse a 8 puntos y rematar la faena en apenas 7 jornadas. Mucho ha llovido desde entonces y muchas victorias de ambos conjuntos pero ninguna como la de este domingo, por especial, por épica y, sobre todo, por la sensación de haber dado un zarpazo casi definitivo a la liga y a la clasificación para playoff de ascenso a la Liga Iberdrola, ese que lleva resistiéndose dos temporadas pero con el que Jesús Núñez y sus chicas quieren citarse de nuevo en primavera.

El preparador blanco no dio sorpresas y salió a por el partido desde el primer minuto. El juego combinativo, las ayudas defensivas cuando eran requeridas, los apoyos a la salida del balón, los desmarques continuos, los cambios de posición, la amplitud de las jugadoras por fuera y las paredes y apariciones por dentro, el tocar para generar, el irse para aparecer, todo lo que las madridistas vinieron mostrando durante la liga se mostró en el encuentro más decisivo en una exhibición de talento que no dejó indiferente a los numerosos aficionados presentes en las gradas.

Y eso que las locales amenazaron primero. Un centro envenenado que Aída sacó con apuros pero con solvencia fue la primera ocasión del partido, algo anecdótico, como se vería después. Incluso a los 4 minutos las visitantes ya habían marcado por medio de Coronel, que aprovechó un gran centro de Jade para adelantarse a su marca y batir la meta local pero el tanto no subió al marcador por fuera de juego. Ese significó el primer aviso de las innumerables ocasiones que vendrían después.

Saray probó a balón parado y se encontró con el larguero a los 11 minutos, Jade y Coronel gozaron de dos buenas ocasiones, Silvia Rubio trató también de poner a prueba la meta rival, Belén se encontró con una mano salvadora de Sara Ezquerro, lo intentó Carol y lo volvió a intentar Saray y todo esto en 35 minutos de auténtico dominio visitante y de espectáculo como el que se prometía pero muy decantado, más de lo previsto, con total seguridad. Solo una mala elección de las nuestras en salida de balón provocó que Lorena Navarro se quedase frente a Aída pero no acertó entre los tres palos y marró la ocasión aislada que podía dar aire a las suyas. Mellado respondió con un lanzamiento de falta que atrapó Sara Ezquerro en dos tiempos y fue Marta Carro la que logró batir por primera vez, y por segunda, la portería local aprovechando un saque de esquina de la propia Mellado a los 41 minutos y otro de Saray a los 45 y dando una ventaja justa, merecida y ganada de dos goles al descanso.

Tras la reanudación, el Tacón, obligado por las circunstancias, echó el resto. Lorena Navarro tuvo de nuevo una clara ocasión para marcar el primero de su equipo pero se encontró con una inspirada Aída cuando lo tenía todo para marcar, Jade dio respuesta con un cabezazo desviado y el Tacón gozó de un penalty, a los 55 minutos, que detuvo Aída en primera instancia pero no pudo blocar el rechace que, a los pies de Laura Del Río, fue demasiado para la guardameta blanca. Con este gol y tras una primera parte de claro dominio visitante, a buen seguro que se hubieran dado una cantidad abrumadora de opciones diferentes según las opiniones de los aficionados. Núñez, sin embargo, tomó su propia decisión y dio entrada a Gabi Portilho por una excelente Mariela Coronel, que se vació y cuajó 54 minutos de muchos quilates. La argentina fue pieza clave en el mediocampo visitante y dejaba su puesto a una atacante. Un cambio de tintes claramente ofensivos que espoleó aún más a las nuestras en busca de lo que luego acabaría por llegar. Solo en 5 minutos tuvo resultado el atrevimiento del preparador madrileño en una buena jugada por banda derecha que Mellado encontró ante la portería defendida por Sara Ezquerro. No falló el uno contra uno y fusiló con rabia la meta local, poniendo el 1-3 y llevando la alegría a una grada repleta de aficionados visitantes. El planteamiento de las nuestras no sufrió ni siquiera con el penalti en contra, ni con el gol anulado, ni con la amarilla a Jade por entender el colegiado que se dejó caer dentro del área ni con el intento de las locales de apretar al inicio de la segunda mitad. El Madrid fue muy superior en todas y cada una de las facetas del juego desde casi el primer minuto y su premio fue definitivo con este tercer gol porque desde entonces, y aún restaban más de 20 minutos, las nuestras no encontraron más que un rival entregado que bajó los brazos inoperante ante el arrollador juego del líder. Mellado puso el cuarto en este periodo ante la algarabía de la grada, Sara Ezquerro tuvo que intervenir para evitar una derrota aún mayor de las suyas, Gabi tuvo una ocasión más y el Madrid se dio el gusto de tocar mientras el rival no se levantaba y ya no lo haría hasta el último suspiro cuando Laura Del Río, la más destacable de su equipo, regateó a Aída pero disparó fuera la opción de maquillar el resultado. Los últimos cambios de Núñez fueron celebrados por la grada. Saray, Jade y Mellado fueron fuertemente aplaudidas y se fueron con el reconocimiento unánime de la afición al partido tan espléndido que realizaron.

Las nuestras suman 12 victorias consecutivas y salen de la jornada 20 con una ventaja de 5 puntos sobre su rival, con 18 puntos por disputarse. Aunque es posible matemáticamente perderla, la diferencia debería de ser suficiente para volver a disputar el playoff por tercer año consecutivo. La semana que viene, las nuestras recibirán a un Alhóndiga necesitado de puntos. Las getafenses serán el primer escollo a superar para seguir manteniendo la ventaja y las posibilidades intactas.

ⓜⓒⓕⓕ