shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0,00
View Cart Check Out

Madrid Club de Fútbol Femenino

Un Club diferente con una afición única

Debut Playoff: Madrid CFF 4-0 SPA Femenino

El primer equipo comienza con buen pie el playoff de ascenso a Primera división y golea a un SPA que no dio su brazo a torcer. El doblete de Mascaró y los goles de Mabel y Marta Carro acercan un paso más el sueño blanco (4-0).

18 victorias consecutivas y 140 goles a favor son cifras que no pasan desapercibidas. Son cifras abrumadoras, respetadas e incluso temidas, son las cifras que el Madrid CFF presenta, la tarjeta de bienvenida de las blancas en este novedoso playoff de ascenso 2017. Novedoso por el formato, que enfrenta en uno de sus grupos a tres campeones en un todos contra todos de donde solo saldrá un vencedor que ascenderá a Primera mientras los otros dos contendientes deberán buscar fortuna de nuevo la temporada que viene. Novedoso porque es la primera vez en la historia que se garantizan cuatro partidos en un playoff de ascenso de la segunda categoría nacional a la ya cotizadísima Primera división del fútbol femenino, la ya denominada Liga Iberdrola.

 

Para un conjunto que suma la friolera de 18 victorias de manera consecutiva, este nuevo formato debería ser más ventajoso, a priori porque minimiza las desventajas de un mal día, de un error que te condene donde no hay marcha atrás ni tiempo de reacción. En el Club de Hortaleza, quizá tan solo algunas benjaminas no tengan fresco en la memoria el recuerdo de dos eliminatorias consecutivas fatales para la progresión blanca pero a buen seguro las mayores, las que han vivido de cerca aquellas duras derrotas, lo mantengan siempre presente también por inesperadas, porque todo el mundo daba por favorito al conjunto del grupo V que, no obstante, se marchó en dos años consecutivos a casa en primera ronda y que se reinventó año tras año para seguir manteniendo el derecho a competir la fase de ascenso. A pesar del favoritismo que todo el entorno parecía otorgarle, el equipo madrileño continuó otros dos años más en segunda categoría. Quizás por esa experiencia previa de las Paola, Carol, Herrero o Alba Mellado o tal vez por las carreras deportivas de jugadoras como Saray, Costa, Jade o Marta Carro, en esta ocasión los índices volvían a señalar a las madridistas pero las campanas no se lanzaron al vuelo, no sonaron y no sonarán hasta que haya algo que celebrar, hasta que el Madrid CFF se haga hueco entre los más grandes. Eso solo sucederá venciendo más partidos y batiendo más rivales. El formato minimiza el error pero no lo esconde. Solo ganando se conseguirá el deseado ascenso y quizá la presión es este año más alta que nunca pero no huele igual en el ambiente. Esta vez, nadie celebró el sorteo ni el favoritismo en la casa blanca. Sí, evitas al Oviedo. Sí, evitas al Sevilla, los otros dos favoritos de medios y aficionados, pero nadie celebró al Sporting Plaza Argel ni al Seagull como rivales. El Club ha madurado y ese es el primer paso para hacerse grande. El segundo paso llegó tras los primeros 90 minutos de esta fase de ascenso, con un resultado amplio y claro que deja a las nuestras en el liderato del grupo. No fue fácil como pudiera parecer por el resultado, todo lo contrario. Las alicantinas, con su gran figura en la República Checa con la selección española sub17, trataron de incomodar desde el primer minuto al equipo de Núñez pero las blancas, sostenidas por un juego constante y largas dosis de paciencia, supieron desactivar los ataques amarillos y dominar el balón con bastante fluidez.

 

Desde el primer minuto, sin disimulo, sin esconder nada, las nuestras se lanzaron a dominar el balón, a buscar los espacios que abrían Mellado, Jade o Mascaró arriba y a mantener la posesión si no se encontraban los caminos. El preparador blanco no dio tampoco sorpresas en el once y a las tres de arriba les protegió con Belén, Coronel y la incombustible Saray. Carol y Anama ocuparon los laterales y Costa y Marta Carro formaron pareja de centrales delante de Paola. Un once sin sorpresas. Núñez no escamoteó nada en busca de una victoria histórica por tratarse del primer partido de ascenso en el que el Madrid CFF no encaja goles.

Mellado, que pese a no marcar se mostró participativa e intimidante, fue la primera que probó fortuna tras un robo a la central que la dejó sola frente a Laura, guardameta visitante, que fue la auténtica estrella de su equipo en La Dehesa, y la joven alicantina le sacó el mano a mano a la 10 cuando ya la grada celebraba el tanto. Esto sucedió apenas a los dos minutos de juego en lo que marcó la clara tendencia dominante de las nuestras. En apenas unos minutos, las locales fueron acumulando ocasiones en las botas de Mascaró, Jade y Belén. Alba Mellado, sin embargo, fue la que más puso a prueba los guantes de Laura durante la primera mitad. Volvió a intentarlo de nuevo a los 17 minutos desde media distancia y la portera visitante se lució con una soberbia mano que fue aplaudida por los numerosos aficionados amarillos y blancos presentes en el graderío.

 

Fue Mascaró la primera en batir la meta del SPA tras aprovechar un excelente servicio de la argentina Coronel y sorprender por arriba la salida desesperada de Laura para poner el 1-0. No cambió el guión el gol local porque el Madrid ya dominaba, ya creaba ocasiones y no daba muestras de precipitación ni de prisa alguna y las ocasiones siguieron sucediendo por obra de Mellado, Carro o Jade. El SPA buscaba con ahínco la espalda de Carol en las pocas ocasiones en las que las nuestras perdían el control de la situación pero la única vez en la primera mitad que lograron tal hazaña, una atenta Paola salió con todo a despejar el peligro y las acciones alicantinas, más por mérito local que por demérito suyo, morían ahí, en la orilla.

El partido aún se le iba a complicar más a las visitantes tras la segunda amarilla a una de sus jugadoras por una fuerte entrada en el mediocampo. El partido no fue duro, tan solo la emoción e intensidad propias de un partido con este trasfondo que no se tradujeron en faltas innecesarias o duras pero que, no obstante, sí vio alguna acción aislada de cierta relevancia por intensa. Si ya el Madrid dominaba y creaba, la previsión con una jugadora más sobre el césped era de partido claro y victoria segura y fue así pero con ciertas limitaciones. Jade finalizó la primera mitad con un disparo franco desde el punto de penalti tras una gran incorporación de Carol por la derecha y de nuevo la guardameta visitante detuvo su lanzamiento.

Tras el descanso, Jade gozó de un mano a mano que volvió a detener la portera amarilla y el SPA tuvo la ocasión de igualar en un despiste defensivo que dejó a la atacante alicantina sola frente a Paola. La madrileña sacó magistralmente el balón cuando el empate parecía más cerca de lo que nunca lo había estado y las ocasiones visitantes murieron en esa acción, especialmente teniendo en cuenta que pocos minutos después, Belén se sacó de la manga un pase magistral a Mascaró y la mallorquina no erró el mano a mano y puso el 2-0, firmó su doblete y cerró la victoria para las blancas. Aún quedaba mucho por jugar pero la claridad del resultado, la inferioridad numérica visitante con el calor reinante en la mañana del domingo y el dominio del balón de las nuestras parecían síntomas claros de la victoria madridista.

El partido iba a vivir su peor momento con el desvanecimiento de una jugadora visitante que requirió la presencia de una ambulancia tras lo que pareció ser un golpe de calor. Afortunadamente, según informó el SPA, la jugadora se encuentra bien y todo quedó en un susto durante el que el encuentro estuvo detenido cerca de 15 minutos.

Tras el parón y con los cambios de Núñez ya en el césped (Mabel y Leti sustituyeron a Mascaró y Mellado), las locales apuntillaron a las amarillas con goles de Mabel, tras una buena asistencia de Jade, y de Marta Carro, que aprovechó un lanzamiento de falta lateral de Carol, en los últimos minutos. La propia Jade tuvo dos ocasiones más frente a la meta visitante pero la portera fue su pesadilla particular en la calurosa mañana del domingo. La ecuatoguineana tendrá ocasión de resarcirse en Badalona el próximo domingo cuando las nuestras rindan visita al Seagull, flamante representante del Grupo III en esta fase de ascenso, el grupo de la zona catalana.

Tras el primer encuentro, las nuestras son líderes de grupo y esperaran certificar su posición de privilegio la semana que viene. El Seagull no será rival cómodo para las chicas de Núñez pero el ascenso pasa por batir a las de Badalona y acumular un buen colchón antes del enfrentamiento entre SPA y las catalanas en la jornada de descanso para las nuestras. Eso garantizaría el liderato pase lo pase entre ambos y significaría un buen plus de cara a la próxima visita a tierras alicantinas. Como decíamos, este formato minimiza los errores pero no tenerlos garantiza el éxito. Buen resultado de las nuestras en esta primera jornada mientras que en el otro grupo , eliminatorio, el Sevilla venció al San Ignacio (4-1) y pone pie y medio en la siguiente ronda y Oviedo y Femarguín empataron (1-1) y dejan todo abierto para la vuelta en Canarias.

 

ⓜⓒⓕⓕ